Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2008

Los Sin Voz. Los Sin Imagen

Algunas memorias ante las protestas del 'campo argentino'


1- Nosotros, miembros de comunidades indígenas, campesinas y campesinos organizados en territorios, hacemos memoria de que la Tierra es un bien aún lleno de vida diversa, donde la humanidad y los pueblos quieren desarrollar los sentidos de la existencia.

2- Las grandes corporaciones de las cadenas agroindustriales vienen imponiendo a los pueblos y países un modelo de producción alimentaria cuyo único objetivo es la rentabilidad y concentración de la riquezas en pocas manos con la complicidad activa de gobiernos, empresarios y, en el caso del 'paro del campo', de los miembros de las cuatro entidades agropecuarias de Argentina.

3- El doble discurso de los dirigentes de la FAA, los ha llevado a un callejón sin salida. Sus prácticas reproducen el modelo de saqueo y contaminación tanto de la tierra, los territorios, como así también de su mentirosa pretensión de representar las luchas más genuinas de los movimientos cam…

Veliente

No es difícil ser valiente,
sentirse valiente cuando todo va saliendo bien.
Y aun tampoco es difícil
sentirse valiente mientras se está en la lucha.
Porque la lucha templa los aceros del espíritu.
Pero sentirse valiente en la derrota,
eso, ya no es tan fácil,
eso, es propio de los verdaderos valientes.
Que la derrota no te convierta en un derrotado,
todos deseamos ser mejores de lo que somos,
incluso habremos hecho algunos esfuerzos para serlo.
Por eso no debemos desalentarnos jamás,
porque el esfuerzo de hoy facilitará el ascenso de mañana.
Por eso es muy bueno no ser malo
y es muy malo no ser mejor.
No sabe cuánto bien hace, el que no hace el mal
pero tampoco sabe cuanto mal hace,
el que no hace el bien.
Defecto es
que te impidan volar a la altura de la perfección.

Alberto (vendedor 669 de “Hecho en Bs.As)

La inexistencia

Imagen
En mi vida hay un misterio y en su base está el hecho de que yo no nací en Marsella el 4 de Septiembre de 1896, sino que pasaba por ahí, viniendo de otro lado, porque en realidad nunca nací y es por eso que en realidad no puedo morir. Yo puedo decir que no estoy en el mundo, y no se trata de una simple actitud mental. Para los burros médicos-legales se trata de un delirio; para otros de mi poesía; para mí, de algo tan verdadero como un bife con papas fritas.¿Quién en el seno de ciertas angustias, en el fondo de algunos sueños, no ha percibido la muerte como una sensación rompiente y maravillosa que no puede confundirse con nada en el orden de la mente? Es necesario haber conocido esa creciente de la angustia que aspira, cuyas ondas llegan hasta uno y lo hinchan como mudas de piel con un fuelle insoportable. La angustia que se aproxima y se aleja, cada vez mayor, cada vez más pesada y ahíta. Es el cuerpo mismo que alcanza el límite de su distensión y de sus fuerzas y que, a pesar de to…

Personalidades

Yo no tengo una personalidad; yo soy un cocktail, un conglomerado, una manifestación de personalidades.
En mí, la personalidad es una especie de furunculosis anímica en estado crónico de erupción; no pasa media hora sin que me nazca una nueva personalidad.
Desde que estoy conmigo mismo, es tal la aglomeración de las que me rodean, que mi casa parece el consultorio de una quiromántica de moda. Hay personalidades en todas partes: en el vestíbulo, en el corredor, en la cocina, hasta en el W. C.
¡Imposible lograr un momento de tregua, de descanso!
¡Imposible saber cuál es la verdadera!
Aunque me veo forzado a convivir en la promiscuidad más absoluta con todas ellas, no me convenzo de que me pertenezcan.
¿Qué clase de contacto pueden tener conmigo —me pregunto— todas estas personalidades inconfesables, que harían ruborizar a un carnicero? ¿Habré de permitir que se me identifique, por ejemplo, con este pederasta marchito que no tuvo ni el coraje de realizarse, o con este cretinoide cuya sonrisa e…

y el silencio

Cuando no hay nada que decir, lo mejor es escuchar...