Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2007
La Libertad es la libertad de poder decir dos mas dos son cuatro. Si eso está garantizado, todo lo demás puede seguir.

En la mesita de un bar...

Nosotros vamos a ser siempre amigos, pero cada vez que te hable, nuestras almas estarán a medio metro haciendo el amor.

Time

Mientras transcurren los momentos
que conforman un día oscuro,
desperdicias y malgastas las horas
en una forma irresponsable,
deambulas por un sector de tu pueblo
esperando que alguien o algo te muestre el camino.

Estás cansado de tenderte al sol
y de quedarte en casa para mirar la lluvia.
Eres joven y la vida es larga,
y es hora de matar al presente,
Y entonces, un día, te encontrarás
con que han pasado diez años.
Nadie te indicó cuándo correr,
perdiste el disparo de largada.

Y corres y corres para alcanzar el sol,
pero éste esta hundiéndose
y dando la vuelta para aparecer
detrás de ti otra vez.
El sol es relativamente el mismo,
pero tú estás más viejo,
con menos aliento y un día
más cerca de la muerte.

Cada año se hace más corto,
nunca parece ser encontrado el tiempo.
Planos que no sirven o son media página
de líneas garabateadas,
cuelgan en tranquila desesperación:
son la idiosincracia inglesa.
El t…

Palabra

Estaba enamorado de ella desde que descubrió que podía enamorarse. Sólo la vio una semana en su vida pero le bastó para que jamás se le borre de la mente.
Ella nunca le fue indiferente, lo cual era normal dada su forma de sociabilizar. Tenía la particularidad de seducir con una mirada, sin siquiera quererlo, a cualquiera que se le pusiera enfrente. Un brillo que hacía imposible pasarlo por alto mientras se conversaba con ella. Pero él cayó rendido. Perdido. Desde el primer momento que la vió se le arraigó en su corazón y su cabeza, su sonrisa y su mirada.
La vida los separó. Cada uno vivió su mundo. Él siempre recordándola.
Veinte años después, perdido en un vagón de subte, levantó su mirada y la vio. Sentada. Cabizbaja con la mirada en blanco y negro. Por un instante dudó si era la misma persona que él recordaba, por eso la llamó, muy bajito, por su nombre. Ella levantó su ojos y tardó en reconocerlo. Cuando lo hizo fue como si hubieran presionado el botón de "ON" de su sonris…