Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2005

Comparación

Dos vendedores ambulantes hablando en Constitución luego del 4 a 1 de Brasil a Argentina:
-Y, esto es para que vean que los brasileros en futbol son capos. Así como los Norteamericanos son capos en las guerras, los brasileros son capos en el fútbol.

Espejito, espejito...

Imagen
El cuento lo había pensau más o menos así:

un tipo que había leído Alicia, de chiquito y se le voló la peluca... se obsesionó por los mundos que hay en el espejo... se quedaba horas y horas mirando e imaginándose lo que pensaba el otro chico, el que lo miraba... imaginaba lo que pensaban los otros muebles... imaginaba los personajes que comenzaban a brillar y se escapaban a la noche mientras él dormía.... tal fue su obsesión que de más grande elaboró una teoría... la teoría de ese mundo de imitación que hay a través de los espejos... se obsesiona por esas personas que copian y hacen todo lo que él hace.... "por qué me miras incesante espejo, por qué repites misterioso hermano el menor movimiento de mi mano"
Hasta que un día decide deschavar ese mundo... decide encontrar la falla del sistema... decide desenmascarar a esos personajes... durante años no cambia ni siquiera un cuaderno de lugar de la habitación.... se pasa horas y horas comparando milimétricamente el mundo del esp…

La agresividad al palo

Hace tiempo que no peleo con alguien que me saque de las casillas... el día que me decida, me van a cagar a trompadas.

Siguen estando...

Imagen
Hace unos años (3 ó 4), estaba esperando el colectivo en La Plata, tipo 12 de la noche, enfrente de la terminal de Ómnibus.

En un momento apareció una camioneta de la policía bonaerense, muy rápido, y frena de golpe delante mío. Detrás de la camioneta se estacionó un "Falcon Verde", con las patentes rotas e ilegibles. De la camioneta bajaron cuatro canas de uniforme y del Falcon, como no podía ser de otra manera bajaron ellos, arma en mano, anteojos negros, campera de cuero, camisa y pantalón de vestir.

No podía creer lo que estaba pasando. Los canas bajaron de la camioneta y ellos del Falcon. Ellos caminaron hasta la esquina donde había un auto estacionado en forma atravesada, se acercaron, chequearon lo que vinieron a chequear (quién sabe qué), luego hicieron las señas de que estaba todo ok, se volvieron a subir todos a sus respectivos vehículos y desaparecieron.

Yo: blanco.

Todavía están. Siguen trabajando al servicio de la comunidad. Nunca se fueron. Tienen como escudo y con…

A veces hay que hacerlo

Imagen
Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar la digestión. Llorar el sueño. Llorar ante las puertas y los puertos. Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alma, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología, llorando. Festejar los cumpleaños familiares, llorando. Atravesar el África, llorando.
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo... si es verdad que los cacuies y los cocodrilos no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas. Llorarlo por el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. ¡Llorar todo el insomnio y todo el día!
... llorar lágrimas purificantes, hasta disolverse el odio, la mentira, y lograr algún día -sin los ojos lluviosos- volver a sonreirle a la vida que pasa...
...Es sólo una cuestión de actitud

O vas a misa, o vas a mi salamín...

Imagen
Bueno, ayer llegó el día nomás. Después de 1 año de espera, otro Luna repleto, otra vez el espíritu gozando para desquitarse de esta semana de mierda. Fue el primero de hasta ahora los 7 recitales programados en el Luna (el año pasado llegaron a hacer 9, cerrando el 9 de julio). Demás está decir todo lo que esta banda mueve en la gente, ya hablé bastante anteriormente sobre ese asunto. Ahora unas breves apostillas sobre el recital de ayer:
Al principio hubo una mini-bandita soporte tocando percusión, con una computadora pasando remixados de temas de la Bersuit. Todo mal. Se ligaron un par de escupitajos bien merecidos. Totalmente fuera de lugar.El sonido dejó bastante que desear. Entiendo que es el primero de los recitales y calculo que van a ir ajustando cosas durante la marcha. No sé qué es lo que andaba mal, pero se escuchaba todo muy latoso, no se escuchaba la voz ni los bajos. -Qué es eso Mashelu? Le pusieron muchos agudos o muchos medios?. -Pa' mí que llevaron 20000 watts men…

Manuelita vivía en Pehuajó

Imagen
Rogelio llegó a su casa a las 11 de la noche. Estaba muerto, como necesitaba dinero para liquidar algunas deudas pendientes, en el laburo se había anotado en cuanta hora extra se presentase. Llegó con la única esperanza de tirarse en su sillón dos plazas y disfrutar del 18º retorno al ring del Roña Castro.

Ni bien encaró para el living, vio el resplandor del televisor encendido reflejándose sobre la pecera. No le dio de comer a los peces, Jerónimo estaba haciendo la plancha y su color ya no era el dorado con el que se lo entregaron en el acuario. Se había tornado un color amarronado transparentón y no se lo veía tan saludable.

La pelea había empezado pero Jerónimo se merecía un velorio y duelo decente, así que cumpliendo con su fúnebre ritual llamado “Del agua venimos y al agua vamos”, tiró al pececito por el inodoro. Ya amargado salió del baño y encaró el sillón. Estaban el gato (Richard) y la tortuga (Amalia) mirando el Animal Planet. Richard al sentir el refuño de su amo, salió dispa…

Décimoprimer mandamiento:

Imagen
No serás un boludo...

Lorena

Imagen
Lorena abrió sus ojos y su sombra se detuvo. Descubrió en el tiempo en que su segundo suspiro le besaba los labios, una pequeña grieta en su corazón lastimado. Aquel sueño, aquella espada, las cien huellas y las doscientas rosas que habían impregnado de aroma a bosque su cabello, parecían acariciarla nuevamente desde su recuerdo ficticio.

Cuando por fin logró acomodar la sonrisa y los párpados, se sentó al borde de la cama y unió sus manos como intentando capturar al menos tres gotas de ese aire fresco que provenía de sus fantasías. Contuvo la respiración, aguardó un instante y al pensar en él, tal como lo venia recordando hacía mucho tiempo, sus manos sintieron un cosquilleo que la estremeció. Desde ese espacio de alegrías que había capturado, asomaba un conejo, muy pequeño, quizás del tamaño de un picaflor, y se disponía a nacer con una decisión muy pocas veces vista en un ser humano.

Lorena volvió a cerrar sus ojos. Suspiró por tercera vez y al despertarse nuevamente, su mirada se co…

No sé, qué sé yo...

y bueno... no sé... qué sé yo... nada... no sé... esteeeee.... nada!... qué sé yo.... eeeeh.... no sé... y bueno... qué sé yo... no sé... eso